Reggaeton

Canarias Baila al ritmo latino

El año pasado Canarias dio a luz al primer festival de música latina, y con Bad Bunny a la cabeza fue todo un espectáculo. Parece que el cantante puertoriqueño es la fórmula del éxito, pues esta nueva edición no dejó a nadie indiferente. Desde el principio del festival, el buen rollo fue la tónica habitual que imperaba en el recinto, y si a un público dispuesto a pasarlo bien le añades la cosecha de artistas que actuaron, surge un cóctel en el que es imposible quedarse quieto.

Si alguien que no ha ido nunca al festival se pregunta por qué debería ir, la razón principal que pondría sobre la mesa, aún por encima de la música, es el hecho de que sea un único escenario. En otros festivales realizados en suelo tinerfeño la enorme dimensión del recinto hace que perderse sea lo más fácil del mundo. En cambio, al ser este de un único género y realizarse en el mismo escenario, estás siempre en contacto con la misma gente.

Enfocándonos en lo musical todos los artistas estuvieron, en mayor o menor medida, a la altura de las expectativas. El ritmo latino convirtió el campo de golf en una enorme pista de baile, en la que era raro ver a alguien parado. Fuera de los cabeza de cartel, destaco a un habitual de estos festivales: Maikel Delacalle. El tinerfeño cantó una selección de sus mejores temas y, con su habitual humildad, no paró de dar las gracias por volver a actuar en esta edición del Canarias Baila. Los seguidores del estilo de las calles de San Isidro debieron, sin duda, estar de enhorabuena.

Finalmente, Becky G y Bad Bunny fueron una experiencia que vale la pena vivir. Becky G instauró la ley del perreo en el recinto, y cantando temas como “Mayores” o “Sin Pijama” volvió locos a todos sus fans. La puesta en escena de la nacida en California fue todo un deleite en lo audiovisual, donde el festival no escatimó en gastos.

Por otro lado, el conejo malo, Bad Bunny, volvió a las islas para dar una clase de cómo debería ser un concierto. Si bien dejó algún tema antiguo en el tintero, sus nuevos éxitos “Callaita” o “No me conoce” hicieron vibrar a toda la isla, que acabó coreando el nombre de Benito. También es necesario hacer una mención a la situación de Puerto Rico, ya que entre huelgas y manifestaciones, Bad Bunny hizo un hueco para actuar en las islas.

Anuncios
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar